Servicios para la adaptación y desarrollo del Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables en la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico

Estos mapas serán la base de los Planes de gestión del riesgo de inundación
Mercado Planificación hidrológica (Agua y Medio Ambiente)
Medio Natural (Agua y Medio Ambiente)
PaísEspaña (Europa)

Descripción

Eptisa está elaborando los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación en el ámbito de la Demarcación Hidrográfica del Cantábrico según marca el Real Decreto 903/2010, de 9 de julio, de evaluación y gestión de riesgos de inundación.

Una vez finalizados los estudios cartográficos, topográficos, históricos, geomorfológicos e hidrológicos, Eptisa está elaborando modelos hidráulicos bidimensionales de 2.100 km de cauces. Todos estos trabajos permitirán la elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo considerando los escenarios de alta, media y baja probabilidad de inundación así como la determinación de la Zona de Dominio Público Hidráulico y zonas asociadas y la Zona de Flujo Preferente.

En los mapas de peligrosidad se está representando la extensión previsible de la inundación y los calados del agua. En los mapas de riesgo se están incluyendo el número indicativo de habitantes y tipo de actividad económica que pueden verse afectados, presencia de instalaciones industriales, zonas medioambientalmente protegidas, flujos de derrubios, e infraestructura viaria afectada.

Estos mapas serán la base de los Planes de gestión del riesgo de inundación que deberán elaborarse siguiendo los principios de solidaridad, coordinación entre las distintas Administraciones Públicas, coordinación con otras políticas sectoriales, respeto al medio ambiente y planeamiento estratégico con criterios de sostenibilidad a largo plazo.

En estos Planes se establecerán los objetivos de la gestión del riesgo de inundación para cada zona, centrando su atención en la reducción de las consecuencias adversas potenciales de la inundación para la salud humana, el medio ambiente, el patrimonio cultural, la actividad económica e infraestructuras.

Los planes de gestión del riesgo de inundación tendrán en cuenta los costes y beneficios, la extensión de la inundación y las vías de evacuación, las zonas con potencial de retención de las inundaciones, las llanuras aluviales naturales, objetivos medioambientales, la gestión del suelo y del agua, la ordenación del territorio, el uso del suelo, la conservación de la naturaleza, la navegación e infraestructura de puertos. Abarcarán todos los aspectos de la gestión del riesgo de inundación y se centrarán en la prevención, protección y preparación, los sistemas de alerta temprana y la promoción de prácticas de uso sostenible del suelo.