Trabajos para el cambio y automatización de las compuertas de toma y regulación del Salto de Urdón, Cantabria

Está situado en el parque nacional de los Picos de Europa, en la cuenca del río Urdón
Mercado Infraestructura hidráulica (Agua y Medio Ambiente)
PaísEspaña (Europa)

Descripción

Eptisa está realizando la ejecución de las obras correspondientes a la sustitución y automatización de las compuertas de toma y regulación del Salto de Urdón, propiedad de Eon Generación, situado en el parque nacional de los Picos de Europa, en la cuenca del río Urdón. El canal discurre por los términos municipales de Peñarrubia y Cillorigo (Cantabria) y se accede por Tresviso, por Bejes y por Urdón, siendo estos últimos de caballería y el resto peatonal.

Actividad

Los trabajos realizados comprenden la sustitución de 4 compuertas por otras nuevas en el inicio del canal (Nacimiento), para la regulación del canal (Transversal) y dos que regulan la aportación de Rio Chico una da paso del agua al canal y la otra lo desvía, todas fabricadas en acero galvanizado en caliente y colocadas una vez desmontadas las antiguas aprovechando como apoyo las guías existentes empleando un mortero para anclaje de maquinaria.

La instalación también incluye la instalación de 3 sensores para medida de nivel por ultrasonidos, situados aguas debajo de cada una de las compuertas. Todas las compuertas disponen de actuadores AUMA con comunicación Profibus-DP, la unión entre los actuadores y el PLC de control situado en una antigua caseta del personal de mantenimiento rehabilitada, se efectúa mediante cable de fibra óptica que va paralelo al cable de alimentación, ambos alojados en un bitubo de 50 mm de diámetro grapado a la pared del canal por encima de la línea de máximo nivel del canal.

La alimentación eléctrica del sistema se efectúa mediante 6 paneles solares instalados en el tejado de la caseta situada a unos 450 m del origen del canal y mediante baterías situadas en una sala de dicha caseta. La maniobra de las compuertas se puede hacer localmente mediante una botonera situada en cada una de las compuertas, a distancia desde una pantalla situada en el armario del PLC de la caseta y a distancia mediante telefónica móvil GPRS desde el Centro de Control de Eon situado en Santander.

La principal dificultad del trabajo ha consistido en que no hay acceso para vehículos a ningún punto de la obra, para bajar los materiales ha sido necesaria la utilización de helicóptero y el acceso del personal es peatonal por camino de montaña superando un desnivel de unos 400 m.